martes, 23 de agosto de 2016

Los abuelitos en la familia

Este mes celebramos a los abuelitos, por eso en BioBaby quisimos escribir sobre el papel tan importante que tienen en la familia.

Aunque a veces los abuelos y los papás pueden tener opiniones muy diferentes de cómo se debe educar a los niños, es una realidad que todos tienen el mismo objetivo en mente y es el bienestar de los peques. 

Muchas veces los abuelos, por su experiencia, no están de acuerdo con las ideas de sus hijos sobre cómo educar a los niños, la manera correcta de poner límites o cómo debe de ser el comportamientos de los peques en determinados momentos. 

Es importante que como mami o papi no te desesperes, recuerda cómo eran tus abuelos contigo, la forma en la que te consentían y como, casi siempre, eran tus defensores ante los regaños de tus papás. 

La presencia de los abuelos en la vida de tus peques es alentador en todos los sentidos, sabemos que no todo es perfecto pero los abuelitos representan mucho papeles muy importantes en la dinámica familiar.

Ayudan a la educación de tus niños, puede se que interfieran un poco pero en realidad es que cuando hay un desacuerdo fuerte entre tú y tus peques, los abuelos son los que se encargan de calmar a ambas partes.

Los abuelitos casi siempre están disponibles para cuidar a los niños cuando papá y mamá no pueden. Esto es una gran ventaja para los niños y para sus abuelos, los niños estarán a salvo con alguien que los quiere y busca su bienestar y para los abuelos es una gran manera de sentirse útiles, más valorados y considerados.

Si papá y mamá trabajan, los abuelos pueden contribuir con el equilibrio de tiempo en casa, pueden pasar por los peques a la escuela y estar con ellos para que tú puedas regresar con tranquilidad al trabajo sabiendo que tus niños están en casa a salvo. 

Tener la sabiduría de un abuelo en la familia es uno de los tesoros más grandes. ¿Recuerdas cómo disfrutabas las historias que tus abuelos te contaban de tus papás? Ahora imagina todo lo que tus papás le pueden contar a tus hijos, todas las locuras y travesuras que hacías, esto ayudará al desarrollo psicológico de tus peques, saber que papá o mamá también fueron niños una vez los ayudará a verte con otros ojos, a admirarte y a querer ser como tú de grande.

Sabemos que los papeles de papás y abuelos son muy diferentes en la vida de un niño, pero ambas partes son muy importantes para que tu peque crezca con valores fuertes, recuerdos divertidos y sentimientos hermosos como el amor y la felicidad. 

¡Felicidades a todos los abuelitos! Y gracias por haber hecho tanto por todos los niños que quisieron y cuidaron. 

martes, 16 de agosto de 2016

Cuida tus pechos durante el embarazo

El embarazo es la etapa en la que los pechos de mamá experimentan uno de los mejores momentos de su existencia. Algunas mamás se sienten mucho mejor con su apariencia en esta etapa pero todo lo que sube, tiene que bajar, por eso en BioBaby queremos darles unos consejos que les ayudarán a preparar su cuerpo para la maternidad y la lactancia.

Durante el embarazo y sobre todo durante la lactancia debes de usar un sujetador adecuado, tiene que tener buena sujeción en la espalda y evita las varillas a toda costa. Esto permitirá que el tejido de tu pecho no se dilate tanto. Mientras dure la lactancia te recomendamos usar el sostén de día como de noche  y usar protectores de lactancia para que no mojes tu ropa cuando suba la leche.

Como tu pecho va a crecer en esta etapa, es muy importante que camines derecha, esto te ayudará a evitar los dolores de espalda y a mantener una posición correcta durante la lactancia. Siempre que notes que estás encorvada, recuerda a tu mamá cuando eras pequeña y te decía “¡derechita!”.

Evita los jabones agresivos y las cremas y perfumes con olor ya que estos pueden alterar la lactancia.

También puedes hacer ejercicios que fortalezcan los músculos que sostienen el pecho. Puedes apretar las palmas de las manos, hacer girar tus brazos extendidos o puedes hacer flexiones. Te recomendamos hacer estos ejercicios cuando tu bebé acabe de comer para que tu pecho este más vacío.

Cuando el periodo de lactancia haya terminado puedes empezar a practicar natación o gimnasia para fortalecer más rápido tus pechos.

Durante la lactancia tus pechos se harán más pequeños, incluso puedes llegar a perder una talla con respecto a antes del embarazo pero no te desanimes por como lucen, aunque es verdad que habrán perdido un poco de firmeza por las tensiones y distensiones del tejido mamario, los ejercicios que te recomendamos te serán de gran ayuda para poco a poco recuperar la forma que tus pechos tenían.

No olvides que todos los cuerpos son diferentes, por lo mismo los embarazos, la lactancia y la manera en que tu cuerpo regresa a su estado natural también. No te compares con otras mamis, la realidad es que todas pasaron por los mismos cambios de diferente forma.

En los meses que siguen podrás recuperar, en su mayoría, el volumen que tenías y aunque tu pecho será diferente durante la mayoría de la maternidad, la clave es verte como una mamá que paso por muchos cambio y ahora tiene a unos peques muy divertidos y sanos. 


martes, 9 de agosto de 2016

Consejos para combatir la obesidad infantil

Actualmente los alimentos que venden en los súper mercados y que más atraen a los peques de la casa están hecho con conservadores y químicos que no son lo más saludable para ellos.

El tema de la obesidad infantil suele preocupar más a los papás ya que la salud de sus peques está en peligro. Si has notado que tu peque está llegando al sobrepeso, es momento de actuar inculcando hábitos de vida y alimentación saludables.

En BioBaby queremos compartir contigo algunos consejos para que tú y tu peque vivan una vida más feliz y saludable.

• Se el ejemplo de tus niños: Para que tus hijos lleven una vida más saludable tu debes de ser e ejemplo, si es necesario cambia tus hábitos para asegurarte que tus hijos estén más sanos que nunca. Si los niños ven a sus papás como personas inactivas y que comen mal entonces eso es lo que harán. Hay que dar un buen ejemplo, para lograrlo pueden salir a hacer ejercicio en familia o decidir juntos qué es lo que van a comer en la semana.

• Adopta hábitos alimenticios saludables: Tener una dieta equilibrada en casa es muy importante ya que es la base de una buena alimentación. Asegúrate de que tus peques tengan una dieta equilibrada, cuando lleven almuerzo a la escuela intenta que sea algo saludable que les de la energía necesaria para desempeñarse bien en el día.

• Eviten el sedentarismo: Es muy bien sabido que la inactividad lleva al sobrepeso. Si tus peques ven mucho la televisión, te recomendamos hacer que elijan un programa de televisión y ya, el tiempo libre que tengan en la tarde lo pueden ocupar haciendo alguna actividad física que los llene de felicidad y energía.

• Realizar actividad física: Los expertos recomiendan que los niños tengan al menos 20 minutos de actividad física de 2 a 3 veces por semana para potenciar su flexibilidad y fuerza.

• Compartan la mesa familiar: Cuando papá y mamá son los ejemplos a seguir en casa, es importante que los peques vean que sus papis comen bien y saludable. El compartir la mesa familiar es una gran oportunidad para que los niños empiecen a crear hábitos alimenticios saludables.

viernes, 5 de agosto de 2016

Dolor de cabeza en el embarazo

Sabemos que el embarazo trae muchos cambios en la vida de mamá, su cuerpo es el que sufre más cambios y estos pueden traer algunas consecuencias. En este caso hablamos de los dolores de cabeza.
Los dolores de cabeza durante el embarazo pueden ser muy frecuentes pero tranquila mami, la mayoría de las veces estos dolores no son síntomas de que preocuparse. Por lo general se relacionan con el estrés o con el cansancio de estar embarazada.

Algunas de las causas más comunes de estos dolores de cabeza son la falta de sueño, deshidratación, alergias o intolerancias alimentarias, cansancio, hambre, congestión nasal, estrés, cansancio visual o depresión.

En BioBaby queremos darte algunos consejos que te ayuden a aliviar estos molestos dolores durante la gestación.

1. Puedes ir a que te den un masaje relajante que calme tus nervios y relaje a tu bebé.
2. Intenta dormir las horas que necesitas en la noche o dormir siestas durante el día.
3. Elimina los estímulos que encuentres en casa, apaga todas las luces, el celular y la televisión cuando vayas a dormir.
4. Aplica compresas mojadas con agua fría en las sienes o en tu frente.
5. Come algo dulce
6. Haz ejercicio de manera regular, esto te ayudará a eliminar tensión y estrés, además de que generas endorfinas que son como pastillas de la felicidad generadas por tu cuerpo.
7. Toma un baño o relájate bajo el agua de la regadera.

Muchas mujeres llegan a sufrir migrañas en el embarazo, estos son dolores muy fuertes y palpitantes en un lado de la cabeza. 

Hay ocasiones en las que los dolores vienen acompañados de náuseas o vómito. La mayoría de estos dolores tan fuertes son ocasionados por tensión tanto física como psicológica.

Es muy importante que consultes a tu médico si has notado que tus dolores mejoran, que las cefaleas son mucho más frecuentes o que se empezaron a presentar después de un golpe en la cabeza.

Si los dolores de cabeza son muy fuertes y vienen acompañados con otros síntomas como pérdida de visión o ves manchas, si aumentas de peso bruscamente o se te hincha mucho la cara y las manos, debes de consultar a un especialista ya que estos síntomas pueden indicar una posible preeclampsia.

Lo más importante es que te mantengas atenta a los cambios que empieces a notar en tu cuerpo y en tu día a día, ningún síntoma o cambio es poco importante, si tienes duda de algo llama a tu médico, parte de su trabajo es mantener a sus pacientes tranquilos y sobre todo, saludables.

martes, 26 de julio de 2016

Vacaciones seguras

Estamos en plena época vacacional y muchas mamis y papis deciden llevar a los peques de la casa a lugares nuevos que llenen su vida de experiencias emocionantes.

Para estos viajes a la playa o a lugares con mucho sol tenemos unas cuantas recomendaciones que les ayudarán a disfrutar el verano con sus bebés.

Es muy importante que no expongan a su bebé al sol, sólo si es mayor de 6 meses puede usar protector solar así que antes de esto no olviden ponerle gorras y ropita fresca que lo cubra de los rayos del sol.

Cuando sea momento de ponerle protector solar, es importante que este tenga un factor de protección alta y para piel sensible. Hay que aplicarlo media hora antes de salir de casa en hombros, carita, orejas, empeines y atrás de las rodillas.

Se recomienda que después de salir de casa le pongas a tu bebé protector solar cada dos horas siempre asegurándote de que traiga gorrito y lentes de sol.

Si tu peque tiene menos de 6 meses y van a la playa o a un lugar con alberca, es importante que siempre esté debajo de una sombrilla y que la ropita que le pongas sea de tejidos naturales como el algodón para que su piel pueda respirar sin problemas.

Uno de los puntos más importantes en los que debes de poner tu atención es en la fecha de caducidad de los productos que usas, en ti y en tu bebé. Una vez que abres el envase, el producto se empieza a oxidar y el filtro solar va perdiendo su eficacia, así que si notas que el bloqueador que usas en tu peque ya está caducado o está próximo a caducar, cámbialo de inmediato, no te arriesgues a que tu peque sufra de quemaduras y molestias, es importante que todos en la familia disfruten sus vacaciones.

Fuente: http://www.serpadres.es/bebe/salud-bebe/articulo/cuida-la-piel-del-bebe-en-verano-531464101435

miércoles, 20 de julio de 2016

Caminito a la guardería

Muchas mamis y papis se sienten mal por tener que dejar a sus bebés en guarderías, ya que quieren pasar más tiempo con ellos, cuidarlos y ser testigos de todo lo que descubren y aprenden sus peques día a día.

Miles de preguntas empiezan a invadir sus mentes, ¿le afectará no estar con su mamá?, ¿es muy pronto para esto?, ¿estoy siendo egoísta por regresar a trabajar?. La realidad es que vivimos en una época en la que mamá y papá tienen que trabajar y no hay razón por la cual sentirse culpables, si hicieron una buena investigación sobre las guarderías que están cerca de casa o del trabajo y eligieron la mejor para su bebé, no tienen de que preocuparse. 

Vean como algo positivo que su peque aprenderá a relacionarse con otros niños y poco a poco se prepararán para entrar a la escuela. La guardería le da a tu bebé la posibilidad de ampliar sus relaciones ya que empieza a tener sentimientos de pertenencia a un determinado grupo y comenzará a comprender cuáles son las reglas que debe de seguir para tener una mejor convivencia con todos. 

Poder compartir sus juguetes, la atención de los adultos y su tiempo con sus compañeritos, hará que tu bebé aprenda a jugar, divertirse y hasta protegerse de una manera sana. 
Los niños suelen comunicarse con un lenguaje propio, no queremos decir que hablen entre ellos y los adultos no lo noten, pero aprenden a registrar gestos y sonidos que les ayudan a entender lo que ocurre a su alrededor. 

Algo que puede llegar a suceder es que su pequeñito empiece a demostrar mucho afecto por sus maestros y puedan llegar a sentir un poco de celos, no se dejen llevar por estos sentimientos, la realidad es que la maestra o maestro de su peque está ahí para cuidarlo y asegurarse que su bebé se sienta querido todo el tiempo, si notan que su peque quiere mucho a sus maestros entonces siéntanse felices, quiere decir que lo están tratando muy bien fuera de casa.

Es importante recordar que el hecho de que sus hijos vayan a la guardería quiere decir que la parte de la educación ya está siendo atendida. Para que todo lo que aprende fuera de casa funcione debe de tener un grado de coherencia con lo que vive dentro del núcleo familiar, jugar con ellos puede facilitar mucho esto.

Las canciones, bailes y rutinas que aprenden día con día deben de ser practicadas también en casa, esto les ayudará a crear un vínculo aún más especial con sus pequeñitos ya que todo lo divertido y bonito que es ir a la guardería seguirá pasando cuando llegue a casa por lo que no sentirá un cambio tan drástico.

Recuerden que educar a niños felices logrará tener adultos felices en el futuro.

Fuente: http://www.serpadres.es/1-2-anos/educacion-estimulacion/articulo/a-la-guarderia-sin-miedo

martes, 12 de julio de 2016

Lo esencial para llevar en la pañalera

Salir de casa con el bebé, no tiene por que ser una pesadilla… ¿cada vez que tienes que cargar la pañalera, te quieres llevar la casa completa? Los contenidos de una pañalera cambian de acuerdo a la edad de tu bebé pero siempre lo principal es lo mismo. Lo importante es que sepas qué es lo que debes llevar y qué no para que el bolso de tu bebé no sea más pesado ni grande de lo necesario.

Toma nota de lo que vamos a mencionar y tendrás todo lo que necesitas a la mano cada vez que salgas:

  • Pañales, la cantidad depende de la edad del bebé. Los recién nacidos necesitan 1 por hora pero a medida que van creciendo el número va disminuyendo a 1 por cada 2 horas y así sucesivamente. De todos modos, recuerda llevar 2 más de lo que crees que necesitarás por cualquier accidente.
  • Toallitas húmedas que son útiles para mucho más que para los cambios de pañal. Desde deditos pegajosos hasta mesas sucias, debes llevar suficientes pañitos húmedos para que no te hagan falta. Si es una salida rápida, 10 en una bolsita plástica sellada serán suficientes.
  • Gel antibacteriano para las manos para después de cambiar pañales, entrar en contacto con otros, etc.
  • Bolsa plástica para guardar ropa sucia o mojada.
  • Cambiador impermeable te ayudará de una forma higiénica a poner una barrera entre tu pequeño y la superficie en que lo cambiarás de pañal.
  • Crema para las rozaduras. Si puedes conseguir un tubo pequeño o unas cuantas muestras, sería mejor en lugar de cargar con todo el frasco.
  • Una mantita. para casos en qu el clima da un giro inesperado y sobretodos para que el bebé pueda estar cómodo y pueda conciliar bien el sueño.
  • Medicina para el dolor o la fiebre. ¡No puede faltar en tu pañalera! esto evitara que tengas que salir corriendo a comprar en caso de ser necesario.
  • Leche o fórmula en polvo previamente medida en un recipiente con diferentes compartimentos para preparar la botella de manera más rápida.
  • Botellas o biberones con la medida necesaria de agua.

Si tu bebé ya come alimentos sólidos:
  • Puré de manzana o la fruta que prefieras.
  • Una o dos cucharitas con servilleta.
  • Babero, y mejor si es impermeable.
  • Cereales secos o galletitas, si ya las come.
  • Tacita entrenadora con agua o jugo para el bebé